Saltar al contenido

¿Cómo Germinar Semillas?

La germinación viene a representar el grado máximo de aprovechamiento de las semillas. Una semilla germinada es la excelencia alcanzada en nutrientes. Lee aquí como germinar tus semillas con éxito con estos 6 consejos:

Geminados

Cómo Germinar una Semilla: 6 Tips Fundamentales

Si germinas las semillas antes de comerlas, lo que consigues es desplazar inhibidores enzimáticos (los llamados anti-nutrientes); y permites que se enciendan los procesos enzimáticos. Todo ello, da como resultado que incrementes por mucho, las proporciones vitamínicas absorbidas.

Pero para que tu germinación tenga un 99% de probabilidades de éxito, debes tener en cuenta estos 6 puntos:

1. Usa Semillas para Germinar

Un error común, es no tener las semillas adecuadas. Debes comprar específicamente “semillas para germinar”. Muchas de las semillas que consumimos como las de zapallo o las pipas de girasol peladas, han pasado por procesos que disminuyen su capacidad de germinación.

En esos casos las semillas pueden pudrirse, por lo que es recomendable buscar un producto que esté avalado por certificaciones de instituciones reguladoras. De todas formas puedes probar, pero su porcentaje de germinación seguramente será más bajo.

2. Escoge los Germinadores Adecuados

La clave está en que utilices platos o bandejas donde puedas expandirlas, airearlas y humedecerlas. Las semillas se deben colocar sobre la rejilla del recipiente, que utilizaremos para germinar y por debajo recibirán la humedad que necesitan. Esto permitirá que siempre estén bien esparcidas y no se conglomeren demasiado.

Y sobre todo es válido para germinar semillas mucilaginosas (las que al hidratarse producen una sustancia gelatinosa), como el lino, mostaza, chía ya que su hacinamiento prolongado puede provocar que fermenten y se pudran.

Existen también germinadores eléctricos que aseguran un riego periódico y uniforme, para este tipo de semillas. Sin embargo para semillas no mucilaginosas no es necesario. (==> Catálogo para elegir a tu medida los germinadores)

3. La Humedad y la Limpieza en el Proceso de Germinaciónbandeja germinadora

Algunas semillas son más simple de germinar que otras, pero uno de los factores importantes para que la germinación tenga éxito es que el plato, frasco, bandeja o recipiente que se utilice tenga buen drenaje y permita una limpieza efectiva. Los mejores germinadores son aquellos que se pueden desmontar de forma fácil, después de cada uso.

Otro punto a considerar es regar con la frecuencia adecuada, sin ahogar y sobre todo sin escasear en periodos de humidificación.

4. La Temperatura del Germinado

Si la temperatura es demasiado baja las semillas no germinarán o lo harán de una forma muy lenta. Y si es muy elevada se pueden criar hongos y otros microrganismos. La mejor temperatura suele ser la del interior de casa.

5. La Luz en la Germinación de las Semillas

No debe exponerse al sol directamente, pero tampoco deben estar exentas de la energía solar. Lo ideal es que puedan absorver luz de un lugar luminoso, de lo contrario crecerán pálidas por no haber podido crear clorofila, que es además, una de las sustancias más apreciadas de las semillas germinadas debido a sus beneficios.

6. La Cosecha de los Germinadosgerminar semillas

En el estadio de la germinación la semilla ha encontrado nuevas condiciones de humedad y comienza a absorber agua, poco a poco despierta y comienza su evolución a planta. El estado que queremos encontrar es ese punto justo del despertar de la semilla antes de llegar a convertirse en planta. 

Consideraremos planta a toda germinación que ya haya echado el brote de sus segundas hojas, porque en esta etapa ya ha comenzado a perder nutrientes. En este punto debemos consumir el germinado, sino estaríamos comiendo plantas, no germen.

Aquí te Dejamos una Lista de Útiles para Germinar:

 

Ver más Productos en Amazon

Última actualización el 2019-12-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados